Bitàcola d’un documental (XIII) / Bitácora de un documental (XIII)

4

08/08/2012 por documentalenoussouye

[CAT] [CAST]

[CAT]

Una mica de nosaltres
Portem ja molts dies junts i explicant-vos les nostres històries. Així que creiem que ha arribat el moment de presentar-nos. Potser pot semblar una mica tard per fer-ho, però aquesta és una presentació subjectiva que va més enllà del currículum acadèmic o laboral.

Comencem amb l’assessor, la base científica del projecte. La vida és curiosa, estranyament curiosa. Vaig conèixer el Jordi Tomàs fa més de deu anys precisament aquí, a Oussouye. Jo feia un petit recorregut per la regió i ell era l’antropòleg boig que s’havia entossudit en conèixer i estudiar els diolàs huluf (els del Reialme d’Oussouye) i per aconseguir-ho portava quasi dos anys vivint al poble. Malgrat que potser estava cansat dels espontanis visitants que se n’anaven tal i com havien arribat, va fer per mi de discret “cicerone”. Van passar set o vuit anys fins que el vaig tornar a trobar, aquesta vegada com a professor i parlant, precisament, del Senegal, de la Casamance i d’Oussouye. Em va reconèixer entre tots el paracaigudistes que s’havien creuat al seu periple casamancès per una anècdota trivial i després d’allò es va creuar diverses vegades al meu camí (o jo al seu, més aviat). Ara convisc amb ell a Oussouye, qui ho hauria dit fa més de deu anys? La veritat és que tenir-lo com a punta de llança és tot un luxe. Segurament, és un dels investigadors (doctor en Antropologia) que millor coneix la Casamance i els diolàs a tot el món. Veure’l moure’s amb els ciutadans del reialme, parlar, discutir i fer broma amb ells en un diolà après des del cor és una garantia d’èxit. Les portes que obre el Jordi no estan a l’abast de la majoria.

Seguim amb el cervell de tot aquest projecte. El Xavier Puigserver. És un llicenciat en Història tardà però convençut i, sobretot, és un home amb la capacitat de reacció que dóna tenir molt de món. De vegades es manté en silenci i aquestes són les més perilloses. Mentre no parla, Xavi sempre està maquinant alguna cosa. I quan ho exterioritza, quan ho explica no només mostra una idea, sinó també la manera de materialitzar-la i, fins i tot, de resoldre els problemes que poden sorgir i en els que també ha pensat. El Xavi va construir al seu cap la idea de fer aquest documental, de posar de manifest la capacitat de les autoritats tradicionals per construir la pau prenent com exemple el cas d’Oussouye i quan ens ho va explicar ja havia aconseguit la part més difícil, els suports i el finançament. També havia configurat a la seva imaginació l’equip d’innocents il•lusionats que es podia embarcar al projecte i, clar, amb aquesta convicció, convèncer-nos va ser bufar i fer ampolles, incloses personalitats reconegudes com el Jordi. El Xavi és un veterà però no de guerra, perquè està entossudit en que la pau és el més important i això es nota.

El David Fernández és el guionista de tota aquesta història i un personatge difícil de definir. És una estranya barreja de molts orígens i experiències, que donen un curiós resultat. El David és mig moltes coses, només com a exemple, és enginyer de telecomunicacions i llicenciat en Història (algú s’havia plantejat mai que aquesta combinació podia existir?). Quan el projecte començava a agafar força el Xavi em va dir un dia que s’havia d’ajudar al David a familiaritzar-se amb la realitat casamancesa. La primera vegada que el vaig veure es coneixia la història de la regió de dalt a baix, s’havia llegit tot el que es pot llegir i parlava amb tranquil•litat de dates i noms. Estava clar, el David és una autèntica esponja i un apassionat dels temes que el motiven. Aquest era una mena de diagnosis prèvia, però sobre el terreny ho ha confirmat de sobres. Mentre el Jordi ens donava unes valuoses classes bàsiques de diolà, el David escoltava amb atenció. Ara és el primer en respondre a les salutacions, sempre coneix la fórmula exacta mentre nosaltres encara estem buscant als nostres cervells. Grava amb la vista i emmagatzema a una base de dades complexa i eficaç i, de cop i volta, treu a la llum quelcom que tots hem vist però no havíem donat importància. Era el seu primer viatge a l’Àfrica Sudsahariana i estava il•lusionat, sospito que el seu balanç és positiu.

I, per acabar, jo. El que s’amaga darrera les tecles. Us podeu imaginar que aquesta serà la més fluixa de totes les presentacions, per la dificultat de presentar-se un mateix. Simplement us diré que sóc el Carlos Bajo, periodista de formació i de professió (al menys durant uns anys), mudat, reciclat i recreat una i mil vegades, encara estic en procés de trobar la combinació ideal entre la meva estima per contar històries i el meu desig de conèixer més coses a l’Àfrica. Tinc una convicció i és que cada cop que he viatjat al Senegal he après lliçons fonamentals. Espero haver-me anat presentant millor als meus escrit que en aquestes línies.

Aquests són els membres de la primera expedició del projecte. L’equip sencer és més ampli, però us deixem amb l’intriga de conèixer-los a mesura que avanci el projecte.

[CAST]

Un poco de nosotros
Llevamos ya muchos días juntos y contándoos nuestras peripecias. Así que creemos que ha llegado el momento de presentarnos. Quizá puede parecer tarde, pero esta es una presentación subjetiva que va más allá del puro currículum académico o laboral.

Empezamos con el asesor, la base científica del proyecto. La vida es curiosa, retorcidamente curiosa. Conocí a Jordi Tomàs hace más de diez años precisamente aquí en Oussouye. Yo hacía un pequeño recorrido por la zona y él era el antropólogo loco que se había empeñado en conocer y estudiar a los diolás huluf (los del Reino de Oussouye) y para ello llevaba casi dos años viviendo en el pueblo. Seguramente cansado de espontáneos visitantes que se iban tal y como habían llegado hizo para mí de discreto cicerone. Pasaron siete u ocho años hasta que volví a encontrármelo, esta vez como profesor y hablando precisamente de Senegal, de la Casamance y de Oussouye. Me reconoció entre todos los paracaidistas que se habían cruzado en su periplo casamancés por una anécdota trivial y después de aquello se ha cruzado en varias ocasiones en mi camino (o yo me he cruzado en el suyo). Ahora convivo con él en Oussouye, ¿quién iba a decirlo hace más de diez años? La verdad es que tenerlo como punta de lanza es todo un lujo. Seguramente es uno de los investigadores (doctor en antropología) que mejor conoce la Casamance y a los diolás en todo el mundo. Verlo desenvolverse con los ciudadanos del reino, hablar, discutir y bromear con ellos en un diolá aprendido desde el corazón es una garantía de éxito. Las puertas que Jordi abre, no están al alcance de la mayoría.

Seguimos con el cerebro de todo este proyecto, Xavier Puigserver. Es un licenciado en historia tardío pero convencido y, sobre todo, es un tipo con la desenvoltura que da tener mundo. En ocasiones se mantiene en silencio y esas son las más peligrosas. Mientras no habla, Xavi siempre está maquinando algo. Y cuando lo exterioriza, cuando lo explica no sólo muestra una idea, sino también la forma de materializarla e incluso la manera de solventar los problemas que pueden surgir y en los que ya ha pensado. Xavi construyó en su mente la idea de hacer este documental, de poner de manifiesto la capacidad de las autoridades tradicionales para construir la paz tomando como ejemplo el caso de Oussouye y para cuando nos lo explicó ya había conseguido lo más difícil, los apoyos y la financiación. También había configurado en su cabeza el equipo de inocentes ilusionados que podía embarcarse en el proyecto y, claro, con semejante convicción, convencernos le resulto pan comido, incluidas personalidades como la de Jordi. Xavi tiene muchos tiros pegados (en el sentido más figurado, porque está empeñado en que la paz es lo más importante) y eso se nota.

David Fernández es el guionista de toda esta historia y un personaje complicado de definir. Una extraña mezcla de orígenes y experiencias, que dan un curioso resultado. David es medio muchas cosas, sólo a modo de ejemplo, es ingeniero de telecomunicaciones y licenciado en Historia (¿os habíais planteado alguna vez que esta combinación podía existir?). Cuando el proyecto empezaba a tomar cuerpo Xavi me dijo que había que ayudar a David a empaparse de la realidad casamancesa. La primera vez que lo vi se conocía la historia de la región de pé a pá, se había leído todo lo que se puede leer y hablaba con soltura de fechas y de nombres. Estaba claro, David es una auténtica esponja y un apasionado de los temas que le motivan. Ese era una especie de diagnóstico previo, pero sobre el terreno lo ha confirmado con creces. Mientras Jordi nos daba una valiosisimas clases básicas de diolá, David escuchaba atento. Ahora es el primero en responder a los saludos, siempre conoce la fórmula exacta mientras nosotros la buscamos en nuestros cerebros. Graba con la vista y almacena en una base de datos compleja y eficaz y, de repente, saca a la luz algo que todos hemos visto pero en lo que no habíamos reparado. Era su primer viaje al África Subsahariana y estaba ilusionado por ello, sospecho que su balance es positivo.

Y, por último, yo. El que se esconde detrás de las teclas. Os podéis imaginar que esta va a ser la presentación más floja, por la dificultad de presentarse a uno mismo. Simplemente os diré que soy Carlos Bajo, periodista de formación y de profesión (al menos durante unos años), mudado, reciclado y recreado una y mil veces, todavía estoy en el proceso de encontrar la combinación ideal entre mi gusto por contar historias y mi afán por conocer más cosas en África. Tengo una convicción y es que cada vez que he viajado a Senegal he recibido importantes lecciones. Espero haberme ido presentando en mis escritos mejor que en esta presentación.

Estos son los miembros de la primera expedición del proyecto. El equipo completo es más amplio, pero os dejamos con la intriga de ir conociéndolos a medida que avance el proyecto.

4 pensamientos en “Bitàcola d’un documental (XIII) / Bitácora de un documental (XIII)

  1. […] de realización del documental en Oussouye os explicamos un poco (con una visión muy subjetiva) quiénes éramos. Tampoco sabemos si recordaréis que en aquel primer viaje (en julio) no estábamos todos. Y por […]

  2. […] de realización del documental en Oussouye os explicamos un poco (con una visión muy subjetiva) quiénes éramos. Tampoco sabemos si recordaréis que en aquel primer viaje (en julio) no estábamos todos. Y por […]

  3. […] es un compañero de generación de Jordi Tomàs, así que ir de su mano, suponía que teníamos garantizado el favor de Fone. Sin embargo, él es […]

  4. […] es un compañero de generación de Jordi Tomàs, así que ir de su mano, suponía que teníamos garantizado el favor de Fone. Sin embargo, él es […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: