Bitàcola d’un documental / Bitácora de un documental (XI)

5

27/07/2012 por documentalenoussouye

[CAT] [CAST]

[CAT]

La fina línia

La vida està plena de línies molt primes, gairebé imperceptibles, que separen mons completament diferents. No us feu masses il·lusions, no farem filosofia, només volem explicar-vos una experiència pràctica i sorprenent, amb un vincle directe amb el nostre projecte. Es tracta d’una d’aquestes línies primes que l’equip ha creuat plegat, ni tan sols els més experimentats de l’expedició ho havien fet abans. Es tracta de la fina línia que separa l’investigador del promotor musical (amb tots els nostres respectes pels promotors musicals de veritat). Bé, només, volem explicar-vos que en la nostra recerca de personatges i d’elements per al nostre documental, gairebé sense adonar-nos, ens hem trobat organitzant un concert.

Fa uns dies, el Jordi Tomàs ens va presentar a un vell amic seu: el Roger Diabone. El Roger juntament amb el seu germà Djibril lideren una “troupe” de música tradicional diolà. Ambdós són músics, amants convençuts i confessos de la cultura diolà, a la vegada que prínceps del Reialme d’Oussouye, fills de l’anterior rei. Quan el Jordi ens va portar a casa seva, pràcticament sense conèixe’ns, el Roger va prendre la seva ekontine (guitarra tradicional diolà) i ens va oferir una audició privada de la cançons en les quals canta a la pau, a la Casamance, al rei i a les heroïnes de la història com Aline Sitoe Diatta.

La condició de prínceps no porta grans beneficis, més enllà d’haver-se pogut moure des de la infància pel Bosc del Rei, sense esperar a ser iniciats, i poder vestir de vermell sense crítiques. El que sí és cert és que aquesta condició els ha permès mamar la cultura tradicional i aprendre a estimar-la. El Roger ens ha parlat de les seves cançons i aquestes han parlat per ell, així ha estat com s’ha produït l’estrany procés. Els volem veure tocar amb la seva “troupe”, però no tenen cap actuació prevista durant la nostra estada a Oussouye, així que si Mahoma no va a la muntanya… La solució, si no hi ha concert a la vista, organitzem-ne un. I a partir d’aquí es desencadena tota “l’aventura”: trobar una data, buscar una sala i fer-ne difusió.

El Roger i els seus estan tan emocionats com nosaltres i comencen a assajar immediatament. Tenim el lloc més apropiat: el bar Elusay (chez Yamoundoungo) decorat completament amb motius del rei i del reialme i amb un curiós escenari. El darrer pas és la difusió que ens ha portat a convertir-nos en els blancs que pengen cartells per tendes i bars.

Imágenes: Carlos Bajo Erro

Tot està preparat per a que la troupe Kusamun aai (Els prínceps del rei) facin la seva actuació. I el resultat, modestament, ha estat un èxit. L’espectacle resulta molt atractiu i el públic respon, més enllà del grapat d’europeus que fan la seva vida a Oussouye o estan de pas pel poble, molts autòctons han volgut gaudir amb nosaltres de la musica tradicional del Roger i això és un luxe.

Carlos

[CAST]

La delgada línea

La vida está llena de líneas delgadisimas, casi imperceptibles, que separan mundos completamente distintos. No os hagáis demasiadas ilusiones, no vamos a hacer filosofía, sino a explicar una experiencia práctica y curiosa, con un vínculo directo con nuestro proyecto. Se trata de una de esas delgadas líneas que el equipo ha cruzado junto, ni siquiera los más experimentados de la expedición lo habían hecho antes. Se trata de la delgada línea que separa al investigador del promotor musical (con toda nuestra admiración a los promotores musicales de verdad). Bueno, simplemente, queríamos explicaros que en nuestra búsqueda de personajes y de elementos para nuestro documental, casi sin darnos cuenta, nos hemos visto envueltos en la organización de un concierto.

Hace unos días Jordi Tomàs nos presentó a un viejo amigo suyo: Roger Diabone. Roger junto a su hermano Djibril lidera una “troupe” de música tradicional diolá. Ambos son músicos, amantes convencidos y confesos de la cultura diolá y además, príncipes del Reino de Oussouye, hijos del anterior rey. Cuando Jordi nos llevó a su casa, prácticamente sin conocernos, a Roger le faltó tiempo para armarse de su ekontine (la guitarra tradicional diolá) y hacernos una audición privada de las canciones en las que canta a la paz, a la Casamance, al rey y a heroínas de la historia como Aline Sitoe Diatta.

La condición de príncipes no entraña grandísimos beneficios, más allá de haberse podido mover desde niños por el Bosque del Rey sin tener que esperar a ser iniciados y poder vestir de rojo sin ser mal vistos. Eso sí, está claro que les ha permitido mamar la cultura tradicional y aprender a quererla. Roger nos ha hablado de sus canciones y sus canciones han hablado por él, así ha sido como se ha operado el extraño proceso. Queremos verlos tocar con su “troupe”, pero no tienen ninguna actuación prevista durante nuestra estancia en Oussouye, así que si Mahoma no va a la montaña… La solución, si no hay conciertos a la vista, organizamos uno. Y a partir de ahí se desencadena toda la “aventura”: concretar una fecha, buscar una sala y hacer la difusión.

Roger y los suyos están tan emocionados como nosotros y empiezan a ensayar inmediatamente. Tenemos el lugar más adecuado: el bar Elusay (chez Yamoundoungó) decorado completamente con motivos del rey y del reino y con un curioso escenario. El último paso es la difusión que nos ha llevado a convertirnos en los blancos que cuelgan carteles en los bares y las tiendas.

Todo está listo para que la troupe Kusanum aai (Los príncipes del rey) hagan su actuación. Y el resultado, modestamente, es un éxito. El espectáculo resulta tremendamente atractivo y el público responde, más allá del puñado de europeos que hacen vida en Oussouye o están de paso por el pueblo, muchos autóctonos han querido disfrutar con nosotros de la música tradicional de Roger y eso es todo un lujo.

Carlos

5 pensamientos en “Bitàcola d’un documental / Bitácora de un documental (XI)

  1. […] dia, asseguts amb el nostre músic-príncep, Roger Diabone, i esbudellant les seves cançons per tractar d’entendre’n el sentit profund, Jordi Tomàs li […]

  2. […] día, sentados junto a nuestro músico-príncipe, Roger Diabone, y destripando sus canciones para tratar de entender el sentido profundo, Jordi Tomàs le […]

  3. […] primero la de agricultores manejando con poca maña pero mucha voluntad el kayandú; después la de promotores de conciertos para poder ver en directo a la troupe Kusanum aai (Los hijos del […]

  4. […] reinas recibirán la petición y la trasladarán a los príncipes, que son los que en la práctica gestionan los graneros reales. Les pedirán un número concreto de […]

  5. […] reinas recibirán la petición y la trasladarán a los príncipes, que son los que en la práctica gestionan los graneros reales. Les pedirán un número concreto de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: