Bitàcola d’un documental (VII) / Bitácora de un documental (VII)

2

18/07/2012 por documentalenoussouye

[CAT] [CAST]

[CAT]

Audiència reial

Simbòlicament, la preparació del documental d’Oussouye ha entrat avui en una autopista. Els membres de l’equip desplaçats a la Casamance, en aquesta primera fase, hem tingut una audiència reial. Tal qual. Ens hem trobat amb el rei d’Oussouye, li hem presentat els nostres respectes i li hem explicat les nostres intencions. S’imposava fer-ho si volem explicar tot allò que succeïx en el seu reialme, mostrant-nos de la manera més respectuosa possible, sense ferir sensibilitats, sense esclafar conviccions i mostrant-nos respectuosos amb les pràctiques tradicionals, amb el pretext, a la fi, de difondre-les.

En aquesta bitàcola no intentarem explicar en profunditat la figura del rei, per això ens podem remetre a tot allò que ha escrit Jordi Tomàs, com per exemple en un dels molts articles publicats i que fan referència a la reialesa divina d’Oussouye, Un rey sagrado en el siglo XXI. La realeza joola de Oussouye revisitada

Sense un anàlisis en profunditat i en un primer cop d’ull us explicarem el que ens hem trobat. El rei Sibilumbaye ronda la seixantena d’anys i es presenta amb un posat seriós i seré. El rei ens ha rebut a la entrada d’un dels boscos sagrats, el Bosc Reial, on es troba la seva residència i el principal fetitxe de la regió; un dels llocs on es pot accedir amb prèvia autorització i sense saltar-se cap prohibició si un no esta iniciat.

L’esperem i surt a rebre’ns vestit de rigorós vermell i amb el barret que marca la tradició. Primer una breu salutació en diolà i ens convida a sentar-nos. Li expliquem que hem vingut a fer, les nostres intencions i la idea original del projecte. El rei ens escolta en silenci i les nostres paraules li són traduïdes. Manté un posat impertorbable però denota certa simpatia quan li diem que ens agradaria explicar com el seu reialme s’ha convertit en un exemple de pau i convivència de la que la Casamance, el Senegal, l’Àfrica i la resta del món podrien prendre exemple.

Quan tots els membres de l’equip li hem explicat les nostres intencions, el rei pregunta si ja hem acabat i amb un to tranquil ens respon. Es declara satisfet pel nostre projecte, creu que es tracta d’una bona idea i assegura que col·laborarà amb nosaltres en tot allò que li sigui possible. Només una objecció, hi han coses que no es poden explicar, secrets. Si preguntem qualsevol cosa relacionada amb aquests coneixements que no ens estan a l’abast, no ens respondran. Però el rei Sibilumbaye vol que entenguem que si no ens responen no és per què no vulguin col·laborar, sinó per què hi han coses que nosaltres, no iniciats, no diolàs, estrangers, no podem saber. Més enllà d’aquestes qüestions tot serà col·laboració.

Els límits ens semblen comprensibles, i que el propi rei ens ho adverteixi d’aquesta manera tan curosa ens resulta absolutament justificat. No és la nostra intenció pertorbar el desenvolupament de la quotidianitat diària del reialme.

En resum, els nervis d’afrontar-nos davant de la màxima autoritat del reialme d’Oussouye, així com una peça fonamental pel nostre documental, s’han esvaït. És cert, el to de la trobada ha estat formal, gairebé protocol·lari, no ha existit eufòria. Però sincerament, un excés d’aquesta ens hagués fet desconfiar. La percepció és que el rei creu, vertaderament, que aquest documental és una bona idea i que està disposat a ajudar-nos. De moment ens ha advertit que pregarà per nosaltres per què tot ens vagi bé.

Carlos

[CAST]

Audiencia real

Simbólicamente, la preparación del documental de Oussouye ha entrado hoy en una autopista. Los miembros del equipo desplazado a la Casamance en esta primera fase hemos tenido una audiencia real. Tal cual. Nos hemos encontrado con el rey, le hemos presentado nuestros respetos y le hemos explicado nuestras intenciones. Se imponía hacerlo si queremos explicar lo que se cuece en el reino de la manera más respetuosa posible sin herir sensibilidades y sin pisotear convicciones. No queremos entrar como un elefante en la cacharrería de las prácticas tradicionales, con el pretexto de difundirlas. Creemos que le haríamos un flaco favor a la experiencia de Oussouye.

No vamos a intentar explicar en profundidad la figura del rey en esta bitácora, más que nada porque Jordi Tomàs ya lo ha hecho varias veces y de una manera que no aspiramos a imitar por ejemplo en su artículo Un rey sagrado en el siglo XXI. La realeza joola de Oussouye revisitada

Simplemente os explicaremos qué nos hemos encontrado, sin un análisis profundo y de un primer vistazo. El rey Sibilumbaye ronda la sesentena y se presenta con un porte serio y sereno. Nos ha recibido a la entrada de uno de los bosques sagrados, el Bosque Real, en el que se encuentra su residencia y el principal fetiche de la región; en uno de los lugares a los que pueden acceder los no iniciados previa autorización, sin violar ninguna norma.

Le esperamos y sale a recibirnos, vestido del riguroso rojo tradicional y tocado con el sombrero al que le obligan los cánones. Primero, un saludo austero en diolá y nos invita a sentarnos. Le explicamos qué hemos venido a hacer, nuestra intención y nuestra idea general original. El rey nos escucha en silencio asintiendo con la cabeza cuando nuestras explicaciones les son traducidas. Mantiene el gesto imperturbable aunque esboza alguna leve sonrisa, casi imperceptible, cuando le decimos que nos gustaría explicar cómo su reino se ha convertido en un ejemplo de paz y de convivencia de la que se podría aprender mucho “en Casamance, en Senegal, en África y en todo el mundo”.

Cuando todos los miembros del equipo le hemos transmitido nuestras intenciones, el rey nos pregunta si hemos terminado y con un tono tranquilo nos ofrece su respuesta. Se declara satisfecho por nuestras intenciones, cree que la idea del proyecto es una buena idea (palabra real) y asegura que colaborará con nosotros en todo lo que sea posible. Sólo una salvedad, hay cosas que no se pueden explicar, secretos. Si preguntamos algo relacionado con estos conocimientos que no están al alcance de cualquiera no nos responderán. Pero el rey Sibilumbaye quiere que entendamos una cosa, si no nos responden, no es porque no quieran colaborar sino porque hay cosas que nosotros, no iniciados, no diolás, extranjeros (casi intrusos) no podemos saber. Más allá de esas cuestiones todo lo demás será colaboración.

Los límites nos parecen comprensibles, y que el propio rey nos lo advierta de esta manera tan cuidadosa nos resulta absolutamente justificado. Tampoco es nuestra intención perturbar el desarrollo de la vida normal del reino.

En resumen, los nervios de colocarnos delante de la máxima autoridad del reino de Oussouye y además una pieza fundamental para nuestro documental se han disipado. Es cierto, el tono ha sido formal, casi protocolario, no ha habido euforia. Pero, sinceramente, quizá la euforia nos habría hecho desconfiar. La percepción es que el rey cree, verdaderamente, que el documental es una buena idea y que está dispuesto a ayudarnos. De momento, nos ha advertido que rezará por nosotros para que todo nos vaya bien.

Carlos

2 pensamientos en “Bitàcola d’un documental (VII) / Bitácora de un documental (VII)

  1. […] esos elementos se ponen en relación y cómo se desarrolla una de las funciones más importantes del protagonista nuestro documental; cómo en la práctica el rey vela por los ciudadanos (ya os hemos explicado que la […]

  2. […] esos elementos se ponen en relación y cómo se desarrolla una de las funciones más importantes del protagonista nuestro documental; cómo en la práctica el rey vela por los ciudadanos (ya os hemos explicado que la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: